• Salud Pública
  • Pablo Yedlin valoró el sistema de salud digital de Tucumán

    “En Tucumán tenemos un sistema generoso, nuestro sistema cuenta con 300 centros de atención. Y en varios aspectos hemos avanzado en la digitalización. Por ejemplo, las vacunas se cargan en un sistema único. A través de Inteligencia Artificial se genera el carnet de vacunas que se consulta por la web y va llevando la trazabilidad de cada paciente. Se pueden ver las vacunas ya dadas y las que aún faltan para cumplir con la vacunación obligatoria” explicó el senador Pablo Yedlin en un seminario destinado a la Salud Digital que se realizó en el Congreso de la Nación.

    Agregó que “hasta el momento sólo dos provincias han adherido a la Ley de Receta Digital y Teleasistencia médica, Jujuy y Tucumán. Aunque la receta digital se use en todas las provincias” y reclamó a las autoridades nacionales la reglamentación de dicha ley.

    En el Salón Azul del Senado de la Nación se realizó la jornada “Salud Digital e Innovación en Argentina: un plan de acción parlamentaria”, impulsada por el senador nacional por Jujuy Mario Fiad. El evento organizado en conjunto con el Observatorio de Salud de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, la Red Mundial de Parlamentarios Para Poner Fin a las Enfermedades Infecciosas – UNITE y el Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Internacionales del Círculo de Legisladores de la Nación se propuso producir herramientas y generar acciones comunes ante las demandas de un mundo cada vez más globalizado y con problemas de salud comunes.

    Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Yedlin, presidente de la Comisión de Salud del Senado, su par Mario Fiad, Vicepresidente de la misma Comisión, el diputado nacional (mandato cumplido) Humberto Roggero, presidente del Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Internacionales del Círculo de Legisladores de la Nación y Marisa Aizenberg, directora del Observatorio de Salud de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

    En la apertura Yedlin expresó que “vivimos en un mundo digital y la salud se inscribe en esa línea, nosotros desde el Congreso intentamos colaborar en ir llenando algunos agujeros normativos que la Argentina tiene para ir avanzando en este mundo digital. Atentos de que esto no alcanza para cambiar en sí mismo todo lo que aún falta, pero las leyes son parte de esta historia, la reglamentación, la adhesión otras”.


    Además, manifestó nuevamente su reconocimiento y el homenaje a los ministros y trabajadores de cada una de las provincias por el esfuerzo que hicieron durante estos años por la pandemia “para que hoy estemos acá sin barbijos”.

    "Es una jornada que promete mucho, vamos a seguir trabajando. Acá no hay grieta, estamos todos juntos para mejorar la salud de los argentinos", concluyó el senador nacional".

    La primera conferencia estuvo a cargo del Ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quirós.


    Por su parte, Yedlin integró el Panel “Debate sobre proyecto de transformación digital de la salud en Argentina”junto al senador Nacional Mario Fiad, el diputado Nacional Fabio Quetglas, la diputada provincial Silvia Ciancio, Presidenta de la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social de la Cámara de Diputados y Diputadas de la provincia de Santa Fe, la diputada Nacional (Mandato Cumplido) Cristina Guevara, Secretaria de Previsión Social y Salud del Círculo de Legisladores de la Nación y la moderación de la diputada nacional María Jimena López.

    Yedlin sintetizó la historia del proyecto de Receta digital y Teleasistencia médica. Explicó que la legislación vigente databa de los años 70, y decía que la prescripción médica tenía que ser hecha de puño y letra por el profesional. “Empezamos a trabajar antes de la pandemia en la idea de modificar esa ley y traerla a un sistema más moderno. En 2001 cuando se hizo la Ley de firma digital, se buscó que reemplacen a la firma manuscrita, pero en la Ley anterior se prohibía que esto se haga efectivo mientras se obligaba al uso del puño y letra. Entonces quedaba afuera esa posibilidad. Muchos años después se deroga el art 4 y a partir de ahí empieza la duda de si eso ya habilitaba a la prescripción digital o no. No era una duda teórica. Ya había hospitales privados y financiadores que usaban ese método. Pero en aquel momento la respuesta fue que hacía falta modificar la ley de ejercicio de la medicina” detalló