• San Martín
  • El Museo de San Martín y una historia que llena de orgullo a los tucumanos

    El senador Pablo Yedlin visitó el Museo Sanmartiniano ubicado en el predio de lo que a principios del siglo XIX se conocía como “Hacienda de Las Ramadas”. En esos terrenos en 1814, el general José de San Martín pasó una temporada de su carrera militar diseñando su estrategia de liberación de los pueblos americanos.

    En marzo de 1814 San Martín era el jefe del Ejército del Norte y había instalado su cuartel en San Miguel de Tucumán. “Se instaló en Hacienda Las Ramadas para recuperarse de una grave afección en el pecho y varias versiones cuentan que bajo un robusto algarrobo, que aún despliega sus ramas en el predio, el Padre de la Patria diseñó el llamado “Plan Continental”. El  diseño tuvo como objetivo llegar a Perú, por entonces el centro del poder español”, contó el arquitecto Miguel Jury, responsable del Museo que funciona bajo la órbita del Ente Cultural de Tucumán.  

    La Ramada es un lugar con mucha historia y en esta localidad, también estuvo el general Manuel Belgrano. El museo está ubicado en una finca de tres hectáreas y comparte espacio con la escuela 313, donde asisten chicos y chicas de las comunas cercanas. 

    El actual Museo Sanmartiniano abrió en 2010 y ocupa desde entonces el espacio de la una casona construida alrededor de 1880 en la Hacienda las Ramadas. Se trata de un archivo de objetos y pertenencias de los hombres del Ejército del Norte y del propio San Martín y cuenta con infografías educativas que ilustran sobre sus acciones en el solar histórico durante los años previos al cruce de Los Andes. 

    Además en la casa se exhibe material audiovisual, una biblioteca temática, una réplica del sable corvo, numismática, mobiliario de la época, una colección de pequeños uniformes militares, la bandera tradicionalista y patria, tierra de Plumerillo y hallazgos arqueológicos, como la empuñadura de una espada que se usó en las batallas que el Ejército del Norte libró en la época.

    En el predio se destaca el añoso algarrobo, bajo cuya sombra dicen que el Padre de la Patria diseñó el cruce de Los Andes. Se cuenta que San Martín admiraba la prodigiosa naturaleza de Tucumán y que su paso por nuestra provincia lo marcó emocionalmente. 


    El Museo Sanmartiniano fue declarado Lugar Histórico por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos y Patrimonio Cultural de la Provincia. Una verdadera joya de nuestra historia y un centro de educación sobre el pasado y la memoria de Tucumán.